El problema comienza cuando empiezas a sentir que si no le hablas, tu día, no será día.

(Fuente: sd-scd)

Te pienso, aunque no te lo merezcas.